Un cuadro de Francisco de Zurbarán restaurado en París

Consejero Cultural Embajada de España Roberto Varela y personalidades participantes al acto
A veces, en las iglesias parisinas se esconden tesoros insospechados. Las decoraciones, esculturas y pinturas se conservan, mantienen y restauran con paciencia. Es el caso de un cuadro de Francisco de Zurbarán (1598-1664), maestro español del Siglo de Oro. Este cuadro acaba de ser colgado en la iglesia de Saint-Médard
Al pie de la colina de Sainte-Geneviève, la iglesia de Saint-Médard conserva una pintura de notables cualidades plásticas, titulada El camino del Niño Jesús. El autor de la obra es Francisco de Zurbarán, uno de los más grandes pintores españoles del Siglo de Oro (período de influencia cultural y artística de la monarquía católica española que se extiende desde 1492 hasta 1681). La pintura se exhibe en la iglesia de Saint-Médard (5ª) desde 1889, cuando fue adquirida por el párroco de la iglesia, Louis-Pierre Jouan.
Sólo dos obras maestras españolas se conservan en París
Colgado en la pared de la pequeña capilla de San Luis, El Camino del Niño Jesús es, junto con Los Desposorios de la Virgen de Antonio de Pereda en la Iglesia de San Sulpicio (6º), el único cuadro debido a un gran maestro español, conservado en una iglesia parisina.
Realizada por Francisco de Zurbarán hacia 1635, esta obra fue inicialmente ejecutada para el altar mayor del convento de la Merced Descalza de Sevilla, institución religiosa dedicada a la redención de cautivos. El tema del cuadro ilustra la especialísima devoción de que la figura de José, padre adoptivo de Jesús, fue objeto en la España del Siglo de Oro. Situado a la derecha de la composición, con la mano apoyada en el bastón de flor de lis que lo designaba como esposo de María, éste se impone por su estatura y su monumentalidad, junto a un niño cuya mirada está impregnada de ternura y veneración. .
Una actualización esencial
La última restauración de este cuadro data de 1963, cuando fue presentado al público durante la exposición dedicada a las obras maestras de la pintura ibérica organizada en el Museo de Artes Decorativas.
Desde entonces se había oscurecido mucho, tanto que apenas se distinguía el paisaje situado en el fondo de la composición. Por lo tanto, primero se espolvoreó y limpió la pintura con soluciones acuosas y disolventes. Esta intervención permitió el redescubrimiento de la pintura original de gran calidad.Finalmente se fijó un nuevo barniz sintético sobre la superficie de la obra, con el fin de asegurar una mejor protección de la capa pictórica.
Todas estas operaciones han hecho que La Promenade de l’Enfant Jésus sea más legible. El cielo, una vez cubierto con repintados marrones y naranjas, ha recuperado así sus tonos gris azulados así como toda su luminosidad. Los elementos constitutivos del fondo (árboles, follaje y cantos rodados), antes enmascarados por una gruesa capa de tierra, ahora han vuelto a aparecer con mayor claridad, al igual que el color original de las cortinas. También se ha restaurado y consolidado el marco, muy desgastado, y limpiado el muro que alberga la obra.
La restauración de La Promenade de l’Enfant Jésus de Zurbarán ha sido posible gracias a un mecenas privado y anónimo de la Fondation Avenir du Patrimoine de París.
Icono de Validado por la comunidad

Fotos y comunicado Oficina Cultural Embajada de España y Ayuntamiento de Paris

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s